La photinia o fotinia

La photinia, o fotinia como comúnmente se la conoce, es una planta espectacular en primavera. Compramos 3 fotinias una primavera, en el mes de abril concretamente, cuando estaban cuajadas de racimos de flores blancas y hojas rojas tan bonitas. Eran muy pequeñas, a penas medían medio metro de alto. Sabíamos que la fotinia es de hoja perenne y podrían alcanzar de 2 a 3 metros de altura. Las compramos con la intención de hacer un pequeño seto que cubriera una antena parabólica. Tardaron unos años en crecer la altura necesaria, pero ahora tengo que podarlas todos los años para impedir que se pongan demasiado altas.

Photinia fotinia

Cultivo y cuidados de la photinia
La fotinia puede cultivarse como arbusto y formar un seto con varias plantas o como un pequeño árbol. Mis tres fotinias crecen como arbustos en una zona muy soleada. Han soportado bien los inviernos, con temperaturas bajo cero algunos días. No me parece que sean plantas muy exigentes, ni en cuanto al terreno, abonos o cantidad de agua. El primer año me sorprendió ver como caían sus hojas en abril, justo antes de la floración. No afectó para nada a la belleza de las plantas que inmediatamente se llenaron de nuevas hojas rojas y flores blanca. Este otoño pasado las aboné por primera vez con una capa de mantillo. En la primavera les puse abono granular. Este abril tuve unas fotinias espectaculares como se puede observar en la foto.

Enfermedades y plagas de la photinia
Según he leído es común que a las photinias le afecte un hongo que penetra por la raíz, pero yo no he observado este problema en mis plantas. Sin embargo si he observado manchas en las hojas que por lo visto son producidas por ácaros. Cuando he tenido esas manchas, las he tratado con un insecticida contra la cochinilla. También en el otoño las he rociado con aceite de invierno y cobre para protegerlas contra ambos problemas, los hongos y los ácaros.

Poda de la photinia
Recomiendan podar las photinias con frecuencia para promover su espectacular follaje. Es mejor podar durante el periodo de crecimiento y no durante el reposo invernal.

Elementos de decoración de jardín

Existe una gran variedad de elementos para la decoración de un jardín a parte de los árboles decorativos y las plantas. Algunos jardines, sobrecargados de plantas y cosas, parecen querer utilizar todos y cada uno de esos elementos. Los que valoramos la armonía y sencillez limitamos los elementos de decoración de nuestro jardín a unos cuantos. En la decoración de mi jardín utilizo macetas, lámparas solares, una fuente, un comedero y un bebedero de pájaros y en el futuro próximo instalaré una celosía.

Fuente decoracion de jardin

Macetas
Las macetas tienen un gran valor decorativo proporcionando colorido y forma y rompiendo la monotonía. Yo tengo macetas colocadas por doquier: en el césped, en el jardín de rocalla, en las esquinas del camino de piedra y en varios otros sitios. El colorido lo aporta no solo la planta que crece en la maceta, sino también la maceta misma. Las macetas tienen otro valor, el práctico, pues normalmente se pueden cambiar de sitio con facilidad. Así podemos cambiar el aspecto de un lugar determinado solo con cambiar la maceta. Por otro lado, las plantas que requieran pasar el invierno a resguardo pueden ser movidas con facilidad si están en macetas.

Lámparas solares
Las lámparas solares complementan la decoración del jardín dándole un toque como de acabado. Son muy fáciles de instalar—no necesitan instalación eléctrica—ni tampoco requieren una gran inversión de dinero. Las lámparas solares acumulan la luz del sol durante el día en unas pilas recargables. Por la noche en encienden solas y dan luz hasta el amanecer. Yo tengo colocadas las lámparas junto a cada escalón del camino de piedra de mi jardín. Así por la noche se ve fácilmente el escalón y se evita que nadie tropiece, mientras que por el día añaden un toque decorativo a la zona donde están ubicadas.

Fuentes
Instalar una fuente es otra idea muy utilizada en la decoración del jardín. Yo tengo instalada una fuente de hierro forjado pintada en color verde carruajes, del mismo color que mis rejas y cancelas. Es una fuente de pie y está instalada contra la pared de piedra del lateral de la casa. El contraste del verde oscuro de la fuente contra la piedra de la pared de la casa produce un efecto muy llamativo. Las fuentes, a demás de su gran valor decorativo tienen otro valor práctico muy importante. Yo utilizo mi fuente a diario, para llenar la regadera cuando riego mis macetas, para llenar de agua los utensilios de fumigar y para lavar las herramientas del jardín después de utilizarlas. No hay día que pase que no use mi fuente.

Comedero y baño para pájaros
Me gusta ver los pájaros de todo tipo y color volar sobre mi parcela y posarse en las ramas de mis árboles. Para atraer a estos pájaros, algunos de plumaje muy bello, he colgado un comedero de pájaros de la rama de uno de mis pinos. Otro elemento que he colocado en el jardín es un baño o bebedero de pájaro y he obtenido un buen resultado. Todos los días vienen a comer, beber y bañarse en mi jardín gran cantidad de aves: petirrojos, carboneros, gorriones, tórtolas turcas, y muchos otros. Los baños para pájaros se encuentran fácilmente en Estados Unidos, pero no aquí en España, sin embargo yo he convertido un plato de maceta de cerámica en baño de pájaros con un buen resultado. El efecto del plato de cerámica de por si es bonito, pero lo es más cuando alguna de estas aves viene a beber y posarse en mi jardín.

Celosías
La celosía es un elemento de decoración que aun no he instalado pero que tengo pendiente para la próxima primavera. Las celosías sirven para separar zonas o ambientes y para proporcionar mayor intimidad a alguna zona del jardín. Mi jardín tiene una pendiente bastante pronunciada y está dividido en dos zonas. He pensado—aunque un poco tarde en la primavera para poder hacerlo esta temporada—Instalar una celosía en la jardinera de los rosales para dar aún más sensación de separación de las dos zonas, lo cual disminuye la impresión de pendiente. Por otro lado la celosía me proporciona un soporte idóneo para los rosales trepadores ya plantados.

Diseño de un pequeño jardín, el jardín de un chalet

El diseño de un jardín es un tema que puedo abordar desde mi perspectiva de aficionada a la jardinería, aparte de haber diseñado con mi esposo el jardín de nuestro chalet. Muchos son los elementos a considerar cuando se diseña un jardín, pero me limito a comentar algunos de los elementos valorados por los profesionales y que han sido utilizados en la construcción de nuestro jardín. En nuestra experiencia, para conseguir un conjunto armónico empezamos con una idea sobre cómo utilizar los elementos naturales ya existentes, el suelo y sus desniveles, y crear espacios interrelacionados mediante un camino de escalones. Finalmente, el césped, los árboles y las plantas aportan color y forma al diseño de nuestro jardín.

diseño jardin de Rick

Una idea que emplea elementos naturales preexistentes
Empezamos con una idea—la idea era de Rick. Desde un primer momento supo lo que quería hacer con aquella ladera de monte que era nuestra parcela, con sus rocas, pinos y arbusto silvestre. Su creatividad salió a relucir cuando trasformó aquella árida parcela en un precioso vergel. Con un estilo de diseño informal utilizó los elementos naturales, rocas y arbustos, y los elementos de construcción ya existentes para conseguir unidad y equilibrio en su composición.

Un terreno en pendiente
Uno de los primeros elementos a considerar es el terreno y sus desniveles. Aunque el terreno en pendiente es una gran desventaja para un diseño de jardín atractivo, Rick supo sacarle el máximo partido aprovechando todas sus posibilidades. Al crear una zona horizontal al final de la casa consiguió dos zonas interrelacionadas que se comunican por un camino de peldaños.

Dos espacios interrelacionados
Un largo terreno en pendiente ofrece la posibilidad de crear dos espacios definidos por medio de un camino y un cerramiento. El camino lo creó de escalones ondulantes hechos con piedra, la misma piedra utilizada en la pared de la casa. El cerramiento consistía por un lado en un seto de fotinias con la roca y el arbusto silvestre y por el otro un pino y una gran jardinera de rosales. Así se separa la zona delantera del jardín, enrejada pero abierta al caminante, de la zona trasera, más íntima y familiar donde se disfrutan los desayunos en la terraza, las barbacoas o las siestas al sol en primavera.

Colores y formas
Las plantas, los árboles y el césped aportan color y forma al jardín. En mi jardín el césped es el gran protagonista al ocupar el mayor porcentaje de su superficie. Al elegir las plantas y su colocación en el jardín, he tenido muy en cuenta aquellas plantas autóctonas de mi región, las zonas de sol y sombra dentro del jardín, así como la forma de la planta y sus colores.

El riego del césped: programa de riegos actualizado

El programa de riegos del césped y plantas del jardín que hice durante la temporada pasada necesitó algunos cambios y mejoras. Empecé la temporada con el propósito de hacer sólo un riego a la semana, después de saber que la forma de regar el césped influye directamente en su salud y que pocos riegos y más largos son preferibles a su contrario. De esta forma, un riego semanal ayuda a evitar las enfermedades fungicidas y el musgo. Mientras que el regar 2 veces al día, como yo lo venía haciendo, en era gran parte la causa de los problemas que estaba teniendo, musgo, enfermedades y césped deteriorado.

desped de jardin

El problema estaba en que con ese riego semanal no estaba aportando la cantidad de agua necesaria y el césped estaba empezando a tener un aspecto seco y perjudicado. Aumenté la cantidad de agua por riego y empecé a regar 2 veces por semana con una ayuda extra con la manguera de vez en cuando durante los mese de mas calor. Durante los meses de invierno, cuando ya no era necesaria el agua del riego automático, lo quité a la vez que me puse a leer información sobre el tema. Así me enteré que para aportar el agua necesaria una vez por semana se debe regar durante 1 o 2 horas.

Esta temporada vuelvo a intentar la idea de menos riegos a la semana, pero de más duración. He descartado la idea de 1 riego por semana pues no es una opción viable para mi césped. Tengo un 90 porciento del césped en pendiente, lo que implica que no puedo regarlo durante una hora seguida pues el agua no puede penetrar en la tierra con la suficiente rapidez. Tengo que hacer riegos cortos en intervalos de una hora para que el agua penetre y no se resbale por la pendiente. Esto ya lo probé la temporada pasada con bastante buen resultado. Esta temporada regaré dos veces por semana, martes y viernes con el siguiente programa:

Duración del riego en minutos por zonas
Programa  Hora inicio   Zona 1   Zona 2   Zona 3   Zona 4   Zona 5
A1               04:50             8            6            7           7           8
A2               05:50             8            6            7           7           8
A3               06:50             8            6            7           7           8
B1               07:50             8            6            7           7           8
B2               08:50             0            6            7           0           8
Total minutos zona           32           30          35          28         40

Para entender el programa de riego debo explicar: Hay 5 zonas de riego. La zona 1 está en terreno plano y se riega con difusores. Las zonas 2 y 3 son jardineras de flores de temporada y árboles. Se riega por goteo. Hay varios micro-difusores en las líneas de goteo que aportan agua a algunas zonas del césped. En la zona 4 hay césped y está en pendiente. La zona 5 es la más grande e inclinada. Se riega con aspersores.

Calendario de mantenimiento del jardín: trabajos de primavera

Siguiendo con el tema del calendario de mantenimiento del jardín y la importancia que tiene hacer cada tarea en su momento para mantener un jardín bonito y sano, paso a exponer mis trabajos de primavera. Mi calendario recoge las tareas propias de cualquier jardín y las adapta a las necesidades específicas de mis plantas. Durante los meses de primavera estas serán mis tareas de mantenimiento:

Abril
A principios de abril aplicaré abono a los rosales, arbustos y árboles ornamentales.
El césped necesitará regarse si no lloviera y segarse una vez por semana.
Estaré atenta a las malas hierbas que van a surgir en el césped para eliminarlas a mano si no fueran muchas o mediante un herbicida post-emergencia.

Mayo
Seguiré regando el césped, si no lloviera y segándolo una vez por semana.
Haré una segunda aplicación de abono con herbicida a principios de mayo (6 semanas después de la primera aplicación a finales de marzo).

Junio
Seguiré regando el césped, si no lloviera y segándolo una vez por semana.
Abonaré los kiwis después de la floración y les haré una poda de limpieza.

Cuándo abonar el jardín

Saber cuándo abonar el césped y cada una de las plantas de nuestro jardín y además hacerlo en su justo momento es tan importante como utilizar el producto adecuado. Como regla general tenemos que tener en cuenta las condiciones del terreno y que las plantas estén en proceso activo de crecimiento para que el fertilizante utilizado sea aprovechado.

Cuándo abonar el césped
Los prados requieren varias aplicaciones de abono durante el año. Cuatro aplicaciones son las recomendadas: a principios y finales de la primavera y a principio y finales del otoño. Durante la primavera el césped se regenera. El fertilizante al comenzar la primavera fortalece las raíces y le prepara para la temporada.

Foto de jardin

El fertilizante a finales de la primavera ayuda a recuperar la energía. Si tenemos malas hierbas en el césped este es el momento de usar un herbicida post-emergencia para controlarlas.
Los céspedes de temporada fría, como el English ryegrass, se benefician más del abono o fertilizante aplicado en el otoño. Después del abono mineral aplicado a principios del otoño, se debe aportar materia orgánica o mantillo al comenzar el invierno. En la primavera conveniente aplicar una menor cantidad de fertilizante y suprimirla en el verano para evitar problemas en el césped. Por el contrario, los céspedes de temporada cálida, como el Bermuda, deben fertilizarse durante el verano.

Cuándo abonar los árboles
Por regla general no es necesario abonar los árboles del jardín a no ser que se pretenda mejorar su aspecto o que crezcan con más vigor o si sabemos que tienen carencias de nutrientes. Las especies autóctonas y las resistentes a la sequía no necesitan abono alguno. Por el contrario, los árboles jóvenes (diámetro del tronco inferior a 15 cm ó 6 pulgadas) se pueden beneficiar del abonado, que se suprimirá una vez el árbol esté establecido. A finales del invierno o principios de la primavera se puede hacer una aplicación de nitrógenos, Si se abona a finales de la primavera se debe usar un fertilizante soluble.

Cuándo abonar los frutales
Los frutales se abonan en marzo, al principio de la primavera, y en otoño antes de la caída de la hoja y de iniciarse el reposo invernal cuando la planta ya no pueden absorber los nutrientes.

Cuándo abonar los rosales
Para los rosales recién plantados es preferible esperar hasta después de la floración antes de aplicar un fertilizante, esto si el terreno donde se ha plantado el nuevo rosal ha sido debidamente preparado. Los rosales ya existentes necesitarán ser abonados antes de que los primeros capullos empiecen a aparecer. Los rosales requieren frecuentes aplicaciones de fertilizante durante la temporada (cada 2 ó 3 semanas) aunque en pequeñas cantidades.

Cuándo abonar flores anuales y perennes
Marzo es el mes indicado para comenzar el abonado de las flores, al principio de la primavera antes de que empiecen a florecer. Las flores anuales se beneficiarán de una aplicación de fertilizante líquido cada 2 semanas. Las perennes cada 4 semanas.

Las prímulas o primaveras, primula acaulis

Las prímulas o primaveras, primula acaulis, aportan vida y color al jardín, cuando más triste y apagado está por el invierno. Las llamativas florecillas de las prímulas se destacan por sus brillantes colores y llamativas tonalidades: azules, rojos, rosados, anaranjados, amarillos, blancos. Cada flor tiene al menos dos colores. En los viveros las encontramos como planta de temporada, de temporada fría, claro, pero son en realidad platas perennes. Aunque parezcan morir en el verano, volverán a revivir en otoño y florecerán hasta principios de la primavera. Las prímulas son ideales para aportar a nuestro lánguido jardín en invierno un espectacular baile de vida y color.

primula acaulis vulgaris

Mis prímulas, una de ellas se ve en la foto, han florecido ya tres temporadas. Son de la variedad vulgaris o acaulis. En la página http://www.primulaworld.com/PWweb/photogallery.html existe una colección de más de 300 fotografías de prímulas, una herramienta muy útil para el que esté buscando la forma de identificar sus prímulas.

Cultivo y cuidados de las prímulas
En mi experiencia las prímulas no necesitan cuidados especiales, aunque para un mejor cultivo debemos atender a los siguientes consejos:
Plantarlas en suelo no compacto, medianamente ácido y relativamente húmedo pero bien drenado. La raíz nunca debe secarse, por lo que conviene aportarles una ligera capa de mantillo al plantarlas y en otoño y primavera para ayudarles a retener la humedad.
Debemos plantarlas en una zona del jardín ligeramente sombread donde se filtre la luz del sol. Durante los meses fríos, las prímulas pueden recibir directamente la luz solar, pero habría que cambiarlas de lugar en el verano para que no se quemen totalmente.
Hay que regarlas bien con regularidad sin encharcarlas, pero que el suelo permanezca húmedo.
Debemos limpiarla de hojas y flores marchitas para que continúen floreciendo.
Abonar con productos para plantas de flores.

Enfermedades y plagas de las prímulas
Padecen enfermedades causadas por hongos que aparecen en las hojas. Hay que revisarlas con frecuencia y si encontramos hojas afectadas quitarlas inmediatamente para evitar que se extiéndala enfermedad. Se puede prevenir mediante tratamientos anti hongos antes de la floración. Podemos también aplicar un tratamiento insecticida para revenir la cochinilla.

Como reproducir las prímulas
Las prímulas se reproducen por semillas a principio de la primavera (tardan de 7 a 10 días en germinar) y por división en el otoño. La división es mejor hacerla cada dos años.

Preparación para la primavera

La preparación para la primavera la he llevado acabo durante los meses de diciembre y enero. Uno pensaría que estos meses, cuando todo esta muerto, o así lo parece, habría poco trabajos de jardín que hacer y que las tareas de mantenimiento serían mas propias de la primavera y el otoño. Así pensaba que durante el invierno me podría tomar un pequeño descanso, pero no ha sido así. Como ya tenía pensados unos cuantos cambios y mejoras para mi jardín y además tenía que hacer las tareas propias de los meses de invierno, no he podido perder nada de tiempo.

rosa

A principios de enero he quitado un arbusto silvestre de hoja caduca que Rick no había quitado al diseñar nuestro jardín, sino que le puso riego y le dio forma. Estuvo muy bonito unos años, pero con el tiempo se hizo un arbusto demasiado grande y perdió su belleza, pues yo tenía que podarlo constantemente para controlar su tamaño. Este verano decidí quitarlo y poner un arbusto de hoja perenne en su lugar. Así lo hice, hace un par de semanas. Planté un pitósporo es un arbusto muy bonito que da unas flores blancas muy perfumadas en el verano.

También en el mes de enero he movido de sitio un par de arbustos, como parte de las mejoras planeadas. Los he cambiado unos para que luzcan más en su nueva ubicación y otros para la mejora de la planta. Al podar los pinos este otoño, una de las zonas de sombra ha pasado a ser zona de pleno sol. Por esta razón he cambiado una camelia que estaba a la sombra del pinos y de no moverla se quemaría este verano. Tengo unas hortensias que no estoy segura si les va a afectar la poda de los pinos. Por si acaso les he cortado varios esquejes y los he plantado en una maceta. Si hay demasiado sol este verano para las hortensias, no las perderé totalmente pues me quedará la nueva hortensia plantada en la maceta.

A finales de enero he podado los rosales. También he plantado algunos esquejes que me ha dado mi hermana de uno de sus rosales que me encanta. Son unas rosas blancas nacaradas con una forma perfecta. ¡Que rosas tan bonitas! Como no todos los esquejes dan flor, he plantado varios en macetas y dos ya en el jardín en la jardinera de los rosales, mi pequeña rosaleda, donde había pensado ponerlos.

Después de la podar los rosales, los he pulverizado con aceite de invierno para eliminar los huevos del pulgón, cochinilla y otros insectos. Con el aceite de invierno he mezclado un producto a base de cobre que previene las enfermedades causadas por hongos. Esta mezcla la he usado no solo en los rosales, sino en todas las plantas y frutales. No he dejado nada sin pulverizar. En jardinería, como en la vida misma, mas vale prevenir que curar.

En cuanto al césped, que ya lo tengo muy mejorado después de la aplicación de mantillo a finales de otoño, aún me queda algo por hacer, un repoblado en las zonas donde todavía han quedado calvas. Estaba esperando a que hiciera un poco menos frio y dejara de nevar. Creo que pronto podré hacerlo pues ya veo que los prunos están cubiertos de yemas y listo para florecer en cuanto haga el más mínimo calor. La primavera ya está muy cerca.

Pinos piñoneros (Pinus pinea) en el jardín

Teníamos vario pinos piñoneros (Pinus pinea) en la zona destinada para jardín, ya, cuando compramos la casa. Nos gustaba la idea de tener esos pinos por las ventajas que nos aportaban, un aire limpio y puro, mucha sombra y un olor tan agradable, además de la cantidad de pájaros de todo tamaño y color que venían a posarse en sus ramas, pájaros carpinteros, abubillas, carboneros, oropéndolas y petirrojos entre muchos, muchos otros.

pinos en el jardin

Las ardillas rojas subían y bajaban por los troncos de los pinos correteando y jugando en la primavera. Esas ardillas rojas, sentadas en las ramas de los pinos, abrían las piñas y se comían los piñones que encontraban, por allá a finales del otoño.

Teníamos que cubrir el suelo bajo esos pinos, y allí, así como en las otras zonas del jardín, sembramos césped de la variedad English ryegrass. El terreno bajo los pinos es ácido, un perfecto lugar para plantar hortensias, camelias gardenias y rododendros. De hecho allí, a la sombra de los pinos, plantamos unas bellas hortensias y camelias.

Con los años y el agua aplicada para el riego, los pinos iban creciendo sin casi darnos cuenta de los problemas que nos iban a traer. Afortunadamente no hay problema sin solución, aunque algunas soluciones sean algo más arduas de lo que uno desea.

Uno de los pinos, el más grande, con sus enormes raíces empezó a agrietar la pared de piedra que estaba junto a él. Fue una decisión dura, pero yo, ya sola, tuve que optar por mantener la pared y no dejar que el pino la destrozara. Después de obtener un permiso del ayuntamiento corté el pino. La copa de otro pino invadía la parcela del vecino y daba contra su tejado. Las agujas secas caen de los pinos en verano y otoño cubriendo el suelo y dejando un aspecto feo y descuidado, aparte de matar el césped por asfixia. Esa pinaza caía en mi tejado y en el del vecino cubriendo ambos tejados, metiéndose entre las tejas y, de paso, atascando las tuberías bajantes de los canalones de una y otra casa. Fue otra dura decisión.

Tengo otros dos pinos que han crecido una enormidad. Era tanta la sombra que me daban que el césped plantado no veía nunca el sol. Un terreno ácido, con humedad del riego y mucha sombra son condiciones perfectas para el cultivo de musgo, un cultivo no deseado por mí. Mi lucha contra el musgo, al que por fin he vencido, ha durado varias temporadas, pero ese es un largo tema para otro post. Este otoño decidí rebajar las copas de esos pinos y cortarles una cantidad considerable de ramas con el fin de que mi césped tenga un poco de sol y, de paso, quitarme algo de trabajo en la recogida de agujas secas que no cesan de caer estos meses.

Ya creía tener resuelto todos los problemas (excepto el de las alergias por el polvo amarillo de polen que cae en la primavera) cuando descubrí, hace un par de semanas unas bolsas blancas en la copa de uno de los pinos. Mi peor temor se confirmó: uno de los pinos tenía varios nidos de oruga. La procesionaria es una verdadera plaga en España y muy peligrosa por la urticaria que producen en las personas y animales domésticos. Ya he tenido estos nidos otros años y he visto las orugas caer del árbol al suelo en una bola, una vez justo junto a mí. He llamado a profesionales para que vinieran a fumigar mis pinos, quienes toman mis datos, pero luego no aparecen. Por lo visto no les da bastante dinero el venir a fumigar unos cuantos pinos y no quieren molestarse. El ayuntamiento debería hacer tratamientos contra la procesionaria del pino mediante la aplicación aérea, pero por lo visto tampoco están por la labor. En vista de la falta de apoyo contra esta plaga, yo he optado por la misma solución este año y el pasado. Mi solución ha sido cortar las ramas donde estaban esos nidos, romperlos aplastándolos con el pie, y echando los restos en una bolsa al contenedor de basura. Espero haber solucionado el problemas, si no repetiré la misma solución en años venideros.

Calendario de mantenimiento del jardín: trabajos de invierno

El tema del calendario de mantenimiento del jardín es muy importante. Por mi propia experiencia he aprendido que cada cosa tiene su momento y es imprescindible aprovechar ese momento si queremos mantener un jardín bonito y sano. Yo he desarrollado mi propio calendario basado en mis plantas. Durante los meses de invierno estas serán mis tareas de mantenimiento:

jardin en invierno

Enero
Aprovecho este mes para planificar mejoras en mi jardín.
Si las mejoras incluyen algún trasplante de árboles o arbustos, este es el mes ideal para hacerlo.
También es el momento de hacer tratamientos para curar enfermedades de las plantas y del césped.
Si aparecen hongos en el césped, enero es buen mes para tratarlos.
Podo los rosales a finales de enero y uso algunos esquejes para iniciar nuevos rosales.
Una aplicación de aceite de invierno mezclado con cobre protegerá mis plantas contra la cochinilla, el pulgón, los ácaros y los hongos.
Con una capa de mantillo alrededor de las plantas protegeré las raíces de las heladas.

Febrero
Durante el mes de febrero revisaré las herramientas y máquinas de jardín. El cortacésped puede necesitar aceite y la cuchilla deberá afilarse.
También repasaré el riego automático y sus filtros por si hubiera partes deterioradas y limpiaré los goteros.
Escarificaré el césped antes de que salgan los brotes nuevos.
Una vez escarificado el césped haré un repoblado, esparciendo semillas y cubriéndolas con una fina capa de mantillo.
También repasaré las zonas de sombra donde suele aparecer el musgo y aplicaré un tratamiento anti musgo si fuera necesario.

Marzo
A principios de marzo abonaré mis kiwis.
También abonaré frutales, arbustos y plantas con un producto rico en nitrógeno.
Eliminaré las malas hierbas del césped, a mano si no son muchas, o mediante un herbicida selectivo. También podría aplicar un herbicida preemergencia para evitar que salgan.
Abonaré el césped. Podría aplicar un fertilizante con herbicida y ahorrarme así una de las tareas.
A finales de marzo, si no lloviera, empezaría a regar una vez por semana.
También podría iniciar la siega del césped cuando este alcance unos 7 cm de altura.