La Caléndula, marigold

La caléndula, también conocida como  marigold en inglés, es una planta anual muy fácil de cultivar. Sus flores, de color amarillo o anaranjado, aportan colorido al jardín durante todo el verano.

Si queremos cultivar caléndulas, podemos empezar por esparcir sus semillas al empezar la primavera en una maceta, jardinera o lugar en el jardín donde pasarán la temporada. La caléndula germina con gran facilidad. Después de esta primera siembra de caléndulas no va a ser necesario volver a hacerlo, pues se reproducirán solas temporada tras temporada y florecerán sin cesar de primavera a otoño.

Caléndula flor
Caléndula flor

A la caléndula le gusta el sol y no necesita mucha agua. Normalmente no es afectada por plagas o enfermedades. Únicamente si se riega en exceso o tiene poco espacio donde crecer, puede aparecer un polvo como de oídio en sus hojas.

Además de dar colorido al jardín la caléndula posee unas ya muy conocidas propiedades medicinales. Se usa principalmente en la preparación de cremas para la piel. Para más información es este sentido, ver http://www.purplesage.org.uk/profiles/marigold.htm.

Por último, pero no de menos importancia, es aconsejable poner caléndulas en los huertos para repeler insectos y atraer predadores beneficiosos como son las mariquitas, las crisopas, y los sírfidos.