El madroño, Arbutus Unedo, da colorido al jardín durante el invierno

Si lo que queremos para un lugar destacado de nuestro jardín es un arbolito o arbusto que esté bonito en cualquier época del año—sobre todo en el invierno cuando la mayoría de los arboles han perdido la hoja y se ven si vida—el madroño es especial.

El madroño, al ser de hoja perenne, estará bonito todo el año. En el otoño produce unos ramilletes de flores blancas o rosadas, que tardan un año entero en convertirse en un fruto comestible parecido a la fresa—de ahí que en los países de habla inglesa se le llame Strawberry Tree (árbol de fresa). Durante los meses de invierno se mezclan los ramilletes de flores nuevas, que cuelgan como pendientes, con los frutos de color amarillo o rojo según su nivel de maduración y producto de la floración del año anterior. El contraste del verde brillante de sus hojas serradas con las flores nuevas y los frutos en maduración es verdaderamente espectacular.

arbol madroño

Yo he plantado un árbol joven de madroño en un lugar de relevancia en mi jardín, pero se puede dejar crecer como arbusto y utilizarlo para hacer un cerco en la parcela. Al ser un árbol de crecimiento lento y que sólo alcanza unos 8 metros de altura, se presta bien para lugares pequeños e incluso se puede plantar en maceta.

Cultivo y cuidados del madroño
El madroño es fácil de cultivar, pero quiere sol, calor, tierra bien drenada y protección contra las heladas fuertes. Es preferible plantarlo en la primavera, para darle tiempo a aclimatarse antes de la llegada del invierno, en terreno ácido o calizo rico en nutrientes. Conviene regarlo al principio, pero según va creciendo y fortaleciéndose puede aguantar bien las sequias. No necesita ser abonado, pero si lo hacemos debe ser a finales de invierno o principio de la primavera.

El fruto del madroño
El fruto del madroño es comestible de sabor dulce, aunque ácido si no ha madurado completamente, y puede resultar algo indigesto. Se utiliza principalmente en conservas y licores.

Enfermedades y plagas del madroño
Al madroño le pueden afectar los hongos, pero se supone que es resistente a las plagas. Yo tengo un madroño joven, plantado hace dos años. Este otoño ha florecido por primera vez y sólo ha dado dos ramilletes de flores—se puede ver en la foto. Durante el verano tuvo pulgón en algunas ramas. Después de tratarlo no ha vuelto a tener más problemas.

Poda del madroño
No es recomendable podar el madroño pues el hacerlo impedimos que las flores lleguen a ser fruto al tardar 12 meses en madurar. Si queremos dar forma al árbol y quitar algunas ramas debemos hacerlo en plena primavera o principios de verano.

Trasplante del madroño
El madroño no aguanta bien los trasplantes—no se recomienda trasplantarlo. Si no estamos seguros de donde queremos plantarlo es mejor mantenerlo en la maceta hasta que lo tengamos decidido. Lo ideal es plantar el árbol joven en un lugar adecuado y no moverlo.

Reproducción del madroño
El madroño es difícil de reproducir. Se puede hacer por semilla o esqueje. Las semillas pueden tardar varios meses en germinar. Los esquejes hay que cortarlos de verano a invierno.