El aireado del césped

El aireado del césped es una labor de mantenimiento tan necesaria como la siega, el riego o el abonado. La necesidad del aireado se produce por la compactación del terreno y la consiguiente falta de aire en el suelo, lo que sofoca las raíces del césped y la actividad biológica del suelo. Mediante el aireado producimos, manualmente o con maquinaria, unas perforaciones en el suelo (de 7 a 10 cm de profundidad) para que el aire pueda penetrar profundamente, lo que contribuye a la mejora del sistema radicular del césped, el intercambio de gases y la penetración del agua. En el caso de mi césped veo necesario el aireado para mejorar el estado de las raíces, conseguir que las raíces profundicen y así hacer que el césped tenga mayor resistencia a las situaciones de estrés como son el calor y la sequía.

cutivador aireador
cutivador aireador

Beneficios del aireado
Según la página http://www.ksre.ksu.edu/library/hort2/mf2130.pdf de la Universidad de Kansas State, el aireado del suelo produce los siguientes beneficios:
Reduce la compactación del suelo
Elimina el fieltro del césped
Mejora la absorción del agua
Mejora la absorción de los nutrientes
Aumenta la aportación de oxigeno a las raíces
Libera dióxido de carbono
Fomenta el crecimiento de raíces nuevas y más profundas

Cuando se hace el aireado
Los expertos recomiendan airear el césped dos veces al año y sugieren que pueden pasar hasta 3 años de aireados consecutivos antes de poder ver todos sus beneficios. Para céspedes de clima templado, la mejor época para el aireado es finales del verano, el mes de septiembre en concreto, o principios de la primavera, en marzo o abril. Siempre que sea posible se debe airear en condiciones ambientales húmedas que permitan a la pradera recuperarse rápidamente. Se debe hacer el aireado antes de repoblar y abonar el césped.

Cómo se hace el aireado
Lo primero es segar el césped antes de iniciar la labor y asegurarnos que el suelo esté húmedo aunque no encharcado. Podemos hacer el aireado manualmente con un rastrillo aireador, un rodillo de pinchos, unas suelas con clavos para colocar en los zapatos, o con un cultivador como el que aparece en la foto, aunque ninguna de estas opciones sea la mejor para la labor del aireado.

La mejor opción es la máquina “sacabocados”. Con esta máquina hacen el trabajo del aireado de césped los profesionales. Esta máquina penetran hasta 7 centímetros de profundidad y extraen fragmentos del suelo (hacen 400 agujeros / m2) expulsándolos al exterior. Una vez acabada la labor, se recogen los fragmentos extraídos y se esparce por toda la superficie de la pradera aireada una capa de recebo, compost o un acondicionador de suelos y se riega Con el riego, la materia orgánica penetra por las perforaciones y renueva y mejora la estructura del suelo.